lunes, junio 12, 2006



dejé de ser la que veía en los espejos
dejé de ser la que quería ser

me pierdo en pupilas que no me miran
me pierdo en la niña de tus ojos

me pierdo en las calles mojadas
me pierdo bajo la lluvia

me pierdo en este invierno que no llega

6 comentarios:

c. dijo...

quizás si te paras bajo la lluvia, quizás si no avanzas por las calles mojadas, la lluvia te limpie el corazón... quizás si dejas de esperar el invierno, veas el otoño y el otoño te haga feliz... saludos, muchos, c.

Julieta dijo...

Es la primera vez que llego a tu blog y desde ya te lo voy avisando: de acá no me mueve nadie. Tenés un sentido de la estética y de la profundidad de los mensajes que ya casi ni se encuentra, sinceramente, un placer haberte descubierto, niña.

Dejar de ser para pasar a ser es abandonar un estado. Nunca nadie dijo que sea fácil, aunque sí muchos nos han hecho sangrar los oídos diciendo que los miedos generalmente provocan miedo...
¿Y si intentamos conjugar ese miedo en la humedad de esa lluvia de la que hablabas, y nos ponemos a secar al sol, que en algún momento tendrá que volver a salir?

besos! que andes bien.

Sin Destino dijo...

siempre es un placer regresar a esta casa y encontrar tan bellas palabras. Espero no tener que ausentarme tanto tiempo, y espero que todo vaya bien. Saludos

mayra! dijo...

T_T que lindo snif!

deja que llegue la tormenta de una vez y que se lleve todo lo que se tiene que llevar... luego vas a disfrutar más de las otras estaciones...

un beso

bye!!!

carlos subiabre sierralta dijo...

no hay como vestirse únicamente con el viento mientras respiramos y observamos todo y nada en particular. Saludos

PELOPONESO dijo...

perderse por las profundidades del corazon es como perderse por mil calles a la vez...
mil saludos desde peru