jueves, noviembre 27, 2008

Aciertos de una vida sin ciertos


Me dijo perdón, fue entonces cuando le dije no pidas perdón, no lo hagas porque no me gusta, así como tampoco me gustan las promesas, las explicaciones ni los para siempre...
En un mundo sin ciertos le dije, prefiero los aciertos, no quiero ya esas certezas que no existen, el futuro no existe.
El futuro es ese día que nunca llega y por el que Nicanor Parra levanta su copa, si el presente es lo único que hay, para qué asirse a un día al que no se le antoja llegar.
No pido perdón por ser incierta
No pido perdón por ser incapaz de prometer
No quiero
No espero
No prometo
Porque el día empieza un segundo después del momento más oscuro y hermoso de la noche y termina donde quiere terminar.
Soy un ave de paso, aprendí a serlo y cada día me gusta más.
Soy categórica, literal, a veces soñadora, consciente que soñar es como imaginar y no quiero mañana, soy hoy, estoy hoy y con eso basta, soy el segundo exacto en me voy convirtiendo en pasado...

3 comentarios:

mcm dijo...

y así las cosas tienen que ser... entre tanto acierto y cierto yo prefieron lo incierto, vivir sin saber lo que va a pasar... y lo más importante es aprender a hacer que nuestra felicidad dependa de nosotras. te amo

Benjamin dijo...

ay ay ay

y yo escribiendo sobre botellas vacias en los hoteles...

abrazos, y estoy siendo literal.

UMA dijo...

Mejor no lo has podido expresar!
"el futuro no existe" y ni bien termino de expresarlo, ha huìdo.
Has crecido Crisan, en todos estos años te veo tan inmensa!
Es un placer leerte.
Besos muchos.