lunes, abril 20, 2009

Quizás es verdad que el que avisa no traiciona,
diré un millón de horribles palabras,
escupiré mis demonios de colores en su cara
tiraré piedras desde el segundo piso
me iré a puñetes contra su huesudo cuerpo
vomitaré las palabras lindas que un día escuché
sangraré los días que no estuvimos
vaciaré los que quedaron dentro, los de jugar a los amantes
quemaré las sábanas cómplices, así tenga que buscarlas de motel en motel de esta gris ciudad
romperé espejos de cristal
escribiré feas letras de amor
pariré el amor que nunca engendramos

9 comentarios:

Mobtomas dijo...

Rabia desatada en palabras. Promesas salidas por el amor muerto.

lili dijo...

es muy visceral...
me quedo con "parire el amor que nunca engendramos"
saluditos porteños
y mucha buena onda pa`que se nos pase luego la penita :)

La cocinera dijo...

Hola Crisan...
Veo que cocinas poesía.
Un gusto estar por acá.
Cariños!!!

Leonor dijo...

... y reirse, reirse de las malas horas, de los malos besos, de los malos amores,..... esa es la clave...


Saludos

La cocinera dijo...

Pasate por mi blog www.gustoenmicocina.blogspot.com
tengo algo para ti.

Besos

UMA dijo...

Crisan, esa fuerza es tu caracterìstica principal, te visito con entusiasmo y deleite.
Sos tambièn de esas mujeres que corren con los lobos.
Intensa sensibilidad para caminar debajo de la lluvia (nunca lo olvido), una mujer que sabe disfrutar, sufrir, y levantarse.
Excelente post.
Buen finde.
Un beso enorme.

Carlos dijo...

Todo es válido si hemos puesto en aviso al presunto damnificado. (Joaquín hubiese hecho lo mismo)

Un beso.

lili dijo...

puede ser.... pero cuando una anda de pava por la vida sintiendo que "esta enamorada" no te das cuenta hasta que como en un terremoto, todo se derrumba y te quedas medio muerta en medio de los escombros....

saluditos porteños

abrazo

Adolfo Payés dijo...

Un gusto leerte por primera vez.. te visito y me ha gustado tu blog.. tus textos están muy buenos..

te sigo y te enlazo para poder leerte con mas frecuencia.

un placer

saludos fraternos con cariño
un abrazo muy grande