viernes, octubre 23, 2009

3 veces buscando, 7 veces desencontrando

Buscando, buscando, buscando, tres veces buscando.

En los cajones del velador, en los cajones del clóset, en mi cabeza, en los diarios de vida, en las agendas...

En los muebles de la cocina, debajo de los sillones, entre el colchón y la sábana, en las hojas amarillentas de un libro...

Que manera de buscar sin encontrar

Que manera de nadar para ahogarme en la orilla

Te busqué y algún día será la vida quien no esté y esta herida purulenta seguirá sangrado desde las entrañas de una des-niñez y una adolescencia truncada.

5 comentarios:

campesina dijo...

'Qué manera de buscar'...qué manera de decirlo, Crisan. Hay un poema de Gioconda B., muy hermoso y doliente, como el tuyo. Se llama así, 'En la doliente soledad del domingo'.

un abrazo

Anónimo dijo...

desacansa....detente...contente...
que los fantasmas se juzquen y se busquen, y a ti, que no te inviten a su fiesta...eres hoy...y eres niña, mujer, anciana, todas las que quieras. y estan aquí, en tu orilla, para cuidarte, para sanarte y protegerte.

TG dijo...

El desierto es circular, quizas tengas que buscar en espiral.

pegale al guru dijo...

el que busca no encuentra pero busca, el que no busca encuentra lo que no busca, o
el que busca encuentra lo que busca, el que no busca no encuentra lo que no busca

jeje

siempre buscar como sea, donde sea

saludos

TruHan dijo...

por mas que busco, no encuentro... ni siquiera antiseptico para la herida.

un abrazo